Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Periodico de enriquecimiento
Principal Número de actualidad Archivos Suscribir Personal Contáctenos Tienda  

Recursos de Enriquecimiento

  Artículos para ministros

Recursos para habilitar

  Artículos para los líderes laicos


Haga su pedido del CD Paraclete
Incluye todos los 29 años de la ahora agotada revista Paraclete [El Paracleto].Una excelente fuente de temas y asuntos pentecostales. Contiene artículos sobre temas teológicos tocante la obra y el ministerio del Espíritu Santo. Una fuente indispensable de material para sermones y para el estudio bíblico con un índice por Tema/Autor totalmente buscable. En inglés solamente.


Good News Filing System
CD [Disco Compacto] de Advance/Pulpit
Agotadas desde hace mucho tiempo pero recordadas con afecto, las revistas Advance [Avance] y Pulpit [El púlpito] bendijeron a miles de ministros. Ahora el archivo entero de Advance/Pulpit ­ casi 40 años de información, inspiración, ayudas, e historia ­ está disponible para usted en CD separados. En inglés solamente.


Haga aquí su pedido de los números atrasados

En inglés solamente.



 
 

Return to Table of Contents

La historia es su historia

Tomás Cartwright y el presbiterianismo inglés

Por William P. Farley

Imagine que el presidente de los Estados Unidos, a pesar de su falta de convicciones espirituales, es el jefe espiritual y temporal de la iglesia oficial de los Estados Unidos.   Ésta también es la única iglesia permitida en los Estados Unidos, y es una mezcla entre el catolicismo romano y el protestantismo.   Además, el presidente controla esa iglesia por medio de obispos nombrados por el estado, todo ministro está pagado por el estado, y nadie puede ministrar a menos que esté dispuesto a prestar juramento de lealtad al ejecutivo principal.

Esta fantasía es extraña para el pensamiento del siglo 21; sin embargo es la situación en que Tomás Cartwright (1535-1603), padre del presbiterianismo inglés, se encontraba como un hombre joven en los años 1560.   Para entender su vida y la contribución importante que él hizo en la historia de la iglesia, tenemos que entender cómo es que Inglaterra llegó a estar en esta situación.

LA REFORMACIÓN INGLESA

Martín Lutero empezó la Reformación cuando clavó sus 95 tesis a la puerta de su iglesia de Wittenberg en 1517.   Rápidamente, los cambios reformadores se difundieron a través de Europa, y Enrique VIII separó Inglaterra de la iglesia romana (1532-36).   Motivado por lujuria en lugar de pureza doctrinal, él estableció lo que era en efecto una iglesia católica romana con él mismo como el Papa.  

En 1547, Enrique murió y su hijo enfermo de 10 años, Eduardo VI, ascendió al trono.   Eduardo avanzó con vigor el protestantismo.   Él guiaba a Inglaterra lejos de la iglesia romana y abrazó las enseñanzas de Lutero y Calvino.   Instaló a protestantes en posiciones importantes en Oxford y Cambridge, animando la predicación del evangelio por hombres como Latimer, Ridley, y Knox, y mandó al Arzobispo Cranmer a reformar la liturgia y doctrina anglicana.  

En 1553, sin embargo, Eduardo murió a los 16 años y su hermanastra, María, tomó su lugar.   María era la hija de Catalina de Aragón, una católica romana divorciada, y de Enrique VIII, quien era protestante y que también la maltrataba.   Como resultado, María rechazó todo relacionado con el protestantismo.   Ella reestableció el catolicismo romano en Inglaterra.   Ella era gentil y amable.   Ella perdonaba profusamente a sus enemigos, y frecuentemente salió incógnita de la castilla para visitar a los pobres y desafortunados. 1   Ella era testaruda, rígida, y brutal en solamente un área - religión.   Los historiadores la llaman María la sangrienta.

Durante su reinado de 5 años, aproximadamente 200 protestantes que rehusaron convertirse en católicos fueron condenados a la hoguera.   Entre ellos estuvo Latimer y Ridley.   Su brutalidad aborrecía al pueblo inglés.   "Las acciones de María aseguraban que Inglaterra sería un país protestante después de su muerte," 2   nota Pedro Toon.   Murió en 1558 después de solamente 5 años de poder.   Su hermanastra, Isabel, ascendió al trono en 1603.

LA REFORMA DE ISABEL

A diferencia de los reinos de su hermanastro, Eduardo, y su hermana María, el reino de Isabel era largo, próspero, y tranquilo.   Sin embargo, en el principio de su administración Isabel enfrentó un problema tremendo.   Por 20 años Inglaterra había experimentado cambios religiosos cismáticos - católico, protestante, y después católico.   El pueblo estaba cansado, dividido, y temían la persecución.   Las partes del oeste y norte de Inglaterra eran mayormente católicas.   Al sur y este, especialmente en las ciudades grandes, los protestantes eran la mayoría.   La nación era una bomba de instabilidad religiosa esperando a la cerilla correcta para explotarla en un estado de anarquía, o aun peor, guerra civil.

Isabel ofreció un compromiso diseñado para mantener la paz y bajar los humos de las altas tensiones.   Los historiadores lo llaman la Reforma de Isabel.   Tenía 3 partes: el Acto de Supremacía - uniendo la iglesia y el estado bajo la Reina Isabel; el Acto de Uniformidad - requiriendo que todos los cleros usaran las liturgias idénticas; y los 39 Artículos, una confesión de fe protestante y reformada, todavía usada por la iglesia anglicana hoy.

Los puritanos eran mayormente anglicanos leales que se resentían por Isabel porque su reforma los impedía de seguir totalmente la Biblia.   Motivados por su lealtad a la Escritura, buscaron una alabanza sencilla.   Aborrecían todo que insinuaba el catolicismo como las vestiduras sagradas, el signo de la cruz, y el incienso.   Debido a que éstas eran las medidas que la reforma de Isabel toleraba, aun animaba, los problemas eran inevitables.

Thomas Cartwright

Tomás Cartwright 3 era uno de los primeros puritanos que enseñaba en contra del Acto de Supremacía.   Él nació 2 años después de Isabel y murió en el mismo año que ella.   Como Isabel, su juventud y educación se llevó a cabo durante los años cismáticos.   Pero a diferencia de Isabel, él se sumergía en la Biblia.   Él era un anglicano leal, pero por su compromiso a la Biblia era ferozmente dedicado a la adoración y teología puritana.  

A la edad de 15 años, Tomás se inscribió en Cambridge.   Era un estudiante inteligente y avanzó rápidamente.   Pero cuando Cartwright tenía 18 años, María la sangrienta ascendió al trono y Cambridge lo expulsó por sus creencias protestantes.

Cuando Isabel llegó al poder, el protestantismo era otra vez de moda y el ambiente político se volvió favorable para hombres como Cartwright.   A la edad de 25, regresó a Cambridge y avanzó rápidamente en conocimiento y poder espiritual.   Sus predicaciones empezaron a atraer a muchas personas.   En 1564, la Reina Isabel visitó Cambridge.   Cartwright fue elegido para predicar en su presencia.   Hagstotz nota, "Se dice que atraía a un grupo tan grande que las ventanas de la Catedral de Santa María se tenían que quitar para que los de afuera pudieran escucharlo. ...Un hombre genio y uno que hubiera sido prominente en cualquier era," él era "un predicador elocuente y un saliente erudito teológico."   Él también era "el primero en introducir la oración extemporánea en el servicio."

Cuando Cartwright tenía 34 años (1569), Cambridge lo otorgó la posición de director de divinidades de Doña Margarita.   Esta era una posición prestigiosa.   En esta posición empezó una serie de conferencias sobre el libro de los Hechos que grandemente influenciaron la iglesia.   Como hemos notado, la iglesia inglesa era sobrecargada.   La iglesia era gobernada por la monarquía y obispos nombrados.   La unidad de la sociedad bajo una sola religión era la meta.   A pesar de la Reformación, había poco cambio en el gobierno de la iglesia desde los días de la iglesia romana.

CARTWRIGHT Y PRESBITERIANISMO 5

Cuando estudiaba el libro de los Hechos, Cartwright observaba un gobierno descentralizado de la iglesia.   Los ancianos dirigían la iglesia local.   Aunque cada iglesia local tenía autonomía, una lealtad común a la autoridad apostólica las unía.   En otras palabras, la Biblia enfatiza un gobierno de la iglesia libre de interferencia estatal.  

La meta de la Reforma de Isabel era unificar la sociedad bajo la iglesia anglicana, pero el resultado era una burocracia hinchada en la iglesia corrompida con secularismo y mundanalidad -   que dio el inglés común poca libertad de conciencia.   También hizo casi imposible la disciplina en la iglesia al nivel de la parroquia.  

Usando su prestigio y autoridad, Cartwright propuso su modelo bíblico para la iglesia anglicana.   Una de sus grandes preocupaciones era mantener la pureza de la iglesia por medio de la disciplina en la iglesia local.   Él sugería un gobierno por presbiterio (la palabra griega traducida anciano ).   El término presbiteriano pegó.  

Las ideas de Cartwright eran radicales e incendiarias para el pensamiento inglés del siglo 16.   "Él impedía que los obispos predicara, los diáconos deberían cuidar a los pobres, y solamente los ministros que sabían cómo predicar deberían ser seleccionados para gobernar su propia iglesia; que era el derecho de las iglesias, en lugar del estado o los obispos, elegir sus propios pastores; y solamente lo que la Escritura enseñaba que debe de ser sancionado en una iglesia." 6

Hasta ahora, el puritanismo había sido una molestia pequeña para la iglesia anglicana.   Los discursos de Cartwright sobre Hechos irritaron la situación.   Sus enseñanzas afectaban a personas poderosas.   Amenazaban la soberanía de la reina.   

En el siglo 16, el control de la nación por medio de los obispos era indispensable para la corona.   La propuesta de Cartwright de reemplazar a los obispos con presbiterios amenazaba la reina.   Las ideas de Cartwright eran un desafío directo a su poder para controlar el país.   A los 36 años (1571), Cambridge lo despidió, una orden de arresto fue dado, y él se huyó al Continente.  

PERSECUSIÓN

Mientras tanto, un amigo que quedaba en Inglaterra escribió "Una admonición al Parlamento para la reformación de la disciplina de la iglesia," pidiendo leyes que eliminaría a los obispos a favor del presbiterianismo.   Cartwright regresó a Inglaterra para escribir el prefacio.   Al mismo tiempo los primeros presbiterios empezaron a reunirse secretamente en el sur de Inglaterra.   En 1574, Cartwright una vez más huyó al Continente para escapar la encarcelación o muerte.   No podía regresar, entonces pasó 10 años en Antwerp pastoreando una congregación inglesa.  

A la edad de 50 años (1585), arriesgó otra visita a Inglaterra y fue encarcelado inmediatamente.   Amigos poderosos intercedieron con Isabel para su liberación.   Después de 2 meses fue liberado y permitido a volver a enseñar y predicar.

Mientras tanto, el presbiterianismo se extendía rápidamente y presbíteros secretos se reunían.   En 1590, casi 500 pastores habían abrazado las ideas radicales de Cartwright.   Isabel arrestó de nuevo a Cartwright.   Esta vez fue encarcelado por 2 años en la prisión Fleet.   Salió a la edad de 57 años, un hombre viejo, su salud permanentemente quebrada.   Cuando él murió en 1603, los obispos todavía tenían el control completo de la iglesia anglicana.

LEGADO

Cartwright murió sin saber el efecto completo de la obra de su vida.   Aunque el presbiterianismo nunca fue adoptado como el gobierno oficial de la iglesia anglicana, era la forma preferida del gobierno de la iglesia para la mayoría de los puritanos y se arraigó firmemente en Escocia. 7

Después de la muerte de Cartwright el partido de los puritanos creció en posición y poder.   Influenciados por Cartwright y Knox, solicitaban cada vez más a los sucesores de Isabel - Jacobo I (1566-1625) y su hijo, Carlos II (1600-49) - para la libertad de consciencia y más autonomía en la iglesia local.   Imprudentemente, la corona tomó aun más control.   Las Guerras Civiles de Inglaterra (1642-52), una lucha por la libertad de consciencia y la descentralización de la iglesia y gobiernos civiles - eran los resultados trágicos. 8

Durante este conflicto el Parlamento convocó la Asamblea de Westminster para, entre otras cosas, completar el trabajo que Cartwright había empezado en los años 1570.   El Parlamento pidió que los Divinos de Westminster produjeran una nueva confesión de fe (la Confesión Westminster) y un nuevo modelo presbiteriano para el gobierno de la iglesia para reemplazar el sistema episcopal.   Sin embargo, antes de que esto pudiera suceder, Carlos II llegó a ser rey.   Él reinstaló el sistema episcopal, y ha sido la norma en Inglaterra hasta hoy.

Pero Cartwright no sufrió en vano.   La iglesia escocesa adoptó la Confesión Westminster (ya había adoptado la forma presbiteriano para gobernar la iglesia bajo Juan Knox), y durante los próximos 200 años exportaban ambos alrededor del mundo de habla inglés.

LECCIONES

¿Cuáles lecciones pueden aprender los pastores de hoy de Tomás Cartwright y los eventos que sucedieron durante su vida?   Primero, Dios es más interesado en la fidelidad que en los resultados inmediatos.   Cartwright no gozaba de los resultados inmediatos de crecimiento en la iglesia, fama, o comodidad financiera.   Pero él perseveró fielmente en la obra que Dios lo llamó a hacer.   Al final, eso es cómo Dios mide el éxito.

Segundo, debemos esperar que la fidelidad sea costosa.   Persecución, pérdida financiera, y estrés profesional lo afectaba la mayoría de su vida.   Como Ezequiel, la Palabra de Dios era miel en su boca, pero causó indigestión en su estómago.   Así es con muchos que oyen de Dios y caminan fielmente.  

Tercero, como muchos hombres llamados por Dios, Cartwright frecuentemente fue mal entendido.   El entendimiento del gobierno de la iglesia que Dios le dio era una pequeña semilla que creció lentamente en un gran árbol donde están arraigadas muchas de las libertades religiosas de hoy.   Como Cartwright, si seamos fieles a la revelación que Dios nos da, y si perseveremos en fidelidad sin comprometer los medios de Dios, Dios bendecirá nuestras obras, pero puede ser que la bendición sea de largo plazo.

Cuarto, cuando esté desanimado, recuerde a Tomás Cartwright y el precio que él pagó por sus convicciones acerca del gobierno de la iglesia.   Usted probablemente no ha perdido un trabajo prestigioso, no ha tenido que huir del país, ni ha pasado 2 años en la cárcel debido a sus convicciones - por lo menos todavía no.

Debido a Cartwright, y hombres como él, el presidente no controla nuestras congregaciones, no paga nuestros ministros, ni reprime nuestras convicciones religiosas.   Que seamos agradecidos.  

La historia es su historia.


 

William P. Farley es pastor de Grace Christian Fellowship en Spokane, Washington.   También es autor de For His Glory , Pinnacle Press, y Outrageous Mercy, Baker.   Se puede comunicar con él llamando a 509-448-3979.

notas

  1. Will Durante y Ariel Durant, The History of Civilization, vol. 4, The Age of Faith: A History of Medieval Civilization - Christian, Islamic, And Judaic - From Constantine to Dante: A.D. 325-1300 (New York: Simon and Schuster, 1957), 588-90.

  2. J.D. Douglas y Earle E. Cairns, ed., The International Dictionary of the Christian Church (Grand Rapids: Zondervan, 1974), 641.

  3. Lea Thomas Cartwright and Elizabethan Puritanism, por Dr. A.F. Scott Pearson (1925).

  4. Gideon Hagstotz, Heroes of the Reformation (Albany, Ore.: Ages Software, 1998), 44.

  5. Para más detalles sobre este periodo crucial lea The Elizabethan Puritan Movement, por Patrick Collinson (Berkeley, University of California Press, 1967).

  6. Ídem., 45.

  7. La forma presbiteriana del gobierno de la iglesia fue llevada a Escocia por Juan Knox, no Cartwright.   Tanto Knox como Cartwright adoptaron su modelo del gobierno de la iglesia de la iglesia de Ginebra bajo el liderazgo de Juan Calvino.

  8. Vea las columnas anteriores sobre Cromwell y Bunyan.