Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Periodico de enriquecimiento
Principal Número de actualidad Archivos Suscribir Personal Contáctenos Tienda  

Recursos de Enriquecimiento

  Artículos para ministros

Recursos para habilitar

  Artículos para los líderes laicos


Haga su pedido del CD Paraclete
Incluye todos los 29 años de la ahora agotada revista Paraclete [El Paracleto].Una excelente fuente de temas y asuntos pentecostales. Contiene artículos sobre temas teológicos tocante la obra y el ministerio del Espíritu Santo. Una fuente indispensable de material para sermones y para el estudio bíblico con un índice por Tema/Autor totalmente buscable. En inglés solamente.


Good News Filing System
CD [Disco Compacto] de Advance/Pulpit
Agotadas desde hace mucho tiempo pero recordadas con afecto, las revistas Advance [Avance] y Pulpit [El púlpito] bendijeron a miles de ministros. Ahora el archivo entero de Advance/Pulpit ­ casi 40 años de información, inspiración, ayudas, e historia ­ está disponible para usted en CD separados. En inglés solamente.


Haga aquí su pedido de los números atrasados

En inglés solamente.



 
 

| Regresar |

Bondad

Por Por Roger D. Cotton

El fruto del Espíritu es bondad.   ¿Qué es lo que piensa cuando escucha la palabra bondad, o la frase un buen sermón o un buen trabajo?   Se refiere a algo que cumple con cierto estándar, expectaciones de alguien.   Cumple la meta del trabajo.   El sermón cumple el propósito de un sermón - cambiar vidas.   El significado de bondad frecuentemente depende del contexto.   Un libro bueno es diferente para diferentes personas y propósitos.   Un buen libro para la investigación estudiosa es muy diferente que un buen libro para dormir a un niño; y lo que es la buena recreación para una persona no tiene que ser para la próxima persona.  

¿Qué quiere decir cuando dice que tenía una buena experiencia?   Cada persona puede estar refiriéndose a algo distinto, pero yo creo que hay un principio en común - la idea que hubo algún tipo de beneficio para nosotros.   Una buena obra beneficia a alguien de alguna manera.   Es un acto de bondad.  

¿Y qué es un buen amigo?   Probablemente la cualidad más común sobre todo es alguien que es fiable, alguien en que se puede depender en los tiempos de necesidad.   La relación es un beneficio.  

Finalmente, ¿qué es un buen corazón?   Es sincero, honesto, y moral.   Pero, ¿quién define la moralidad?   Para los cristianos, Dios es el que define la bondad moral.   Él pone los estándares, y son las expectaciones de Él que se tiene que cumplir.   La Escritura revela una definición máxima y absoluta de bondad.

Entonces, en nuestro uso común de la idea de bondad yo veo tres aspectos y todos proceden del primero.   Bondad, o la idea de ser bueno, significa que la cosa cumple su propósito o las expectaciones esperadas.   En el contexto máximo de las expectaciones de Dios, la bondad incluye un segundo aspecto de moralidad, y está definido por Dios.   El tercer aspecto es que en la mayoría de las situaciones el propósito o expectación involucra alguna forma de beneficio.

Estos tres aspectos son los que son encontrados en un estudio de la bondad en la Escritura.   Al examinar el uso de esta palabra en los círculos del contexto del pasaje del fruto del Espíritu, empezando con Gálatas 5:22, podemos ver estos principios expresados.   Los círculos del contexto desde el más lejos hasta el más cercano son: la cultura griega, el trasfondo hebreo del Antiguo Testamento, el resto del Nuevo Testamento, los escritos de Pablo, y entonces Gálatas.  

La palabra griega para bondad en Gálatas 5:22 es agathosune.   Aparte de ser usada en este pasaje, ocurre unos doce veces en la traducción griega del Antiguo Testamento del año 200 a.C. aproximadamente, llamado la Septuaginta.   No aparece ninguna referencia a esta palabra en la literatura griega secular que existe de los tiempos antiguos.   ¿Debemos preocuparnos por esto?   Los escritores bíblicos simplemente añadieron el equivalente griego de "dad" a la palabra bon o bueno.   Pero la idea de bondad no era nueva para la cultura.   Quizás no usamos la palabra entrenabilidad, pero no significa que no tenemos el concepto en nuestra cultura.   Sin embargo, los escritores griegos seculares no entendían la profundidad de la definición moral de Dios de bondad.  

El origen del adjetivo de esta palabra, agathos, fue usado en la cultura griega como nuestra palabra buena está usada en los ejemplos anteriores: para la bondad práctica en el sentido de un buen resultado, un beneficio, o lo que llamamos una bendición; para la bondad moral; y por algo que agrada a los dioses.   Hay otra palabra para bueno, kalos, que algunos dicen que enfatiza un sentido estético; pero yo he encontrado que se usa intercambiablemente con agathos en los mensajes de Pablo, y en los Evangelios.

La palabra hebrea para bueno es tov y tiene más o menos el mismo significado que ha sido presentado para las palabras en español e inglés.   El trabajo sencillo de concordancia muestra esto.   Varias ilustraciones instructivas serán presentadas abajo, pero primero es necesario aclarar el punto que los idiomas originales no muestran ninguna gran perspicacia en cuanto a esta palabra.   Una persona no tiene que ser un erudito griego o hebreo para entender la enseñanza bíblica de bondad.   Pero el saber cómo usar el idioma facilita un estudio más rápido y conclusiones más seguras.

El primer lugar en el Antiguo Testamento donde algo fue llamado bueno era en Génesis 1.   Mientras Dios creaba con sus palabras cada fase de la creación, Él vio que era bueno.   ¿Qué significa esto?   ¿Cómo podía haber sido malo?   Yo creo que el punto aquí involucra la función esperada.   La creación de Dios hizo lo que Él esperaba que hiciera.   Cumplió su propósito.   Cumplió sus expectaciones.   Y esta es una de las ideas básicas de la bondad que el Espíritu quiere manifestar en nuestras vidas.

En Génesis 50:20, José dice a sus hermanos que lo habían vendido a la esclavitud, "Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo."   El Septuaginta usa la agathos aquí.   Dios tenía un propósito, que era salvar las vidas de muchos.   El buen propósito de Dios en cada situación es al final salvar vidas.   José sufría de muchas cosas difíciles, pero resultaban grandes beneficios para él y muchas otras personas.   Cumplieron el propósito de Dios, su propósito redentor.

Deuteronomio 30:15 presenta una opción de pacto: "Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal."   La palabra bien aquí es tov, la palabra que significa bien o bondad.   Dios llama a su pueblo a escoger seguir Su camino que será de gran beneficio para ellos en lugar de gran destrucción.   El opuesto de vida y bien es muerte y mal.   Otra vez, vemos que el máximo propósito beneficial de Dios es salvar vidas y proveer una nueva calidad de vida y bienestar en comunión con Él.  

El sentido del bien moral versus el mal se puede ver en Génesis 2 en el árbol del conocimiento del bien y del mal.   El mal aquí tiene el significado de una rebelión contra Dios.   El carácter de Dios define la bondad moral.   Éxodo 33:19 muestra esto cuando en respuesta a la petición de Moisés de ver la gloria de Dios el Señor dice: "Voy a darte pruebas de mi bondad, y te daré a conocer mi nombre. Y verás que tengo clemencia de quien quiero tenerla, y soy compasivo con quien quiero serlo."   Esto dice que todo el Señor está representado en su nombre, es llamado bondad, y está expresado en el amor misericordioso que ofrece perdón y salvación a todos que lo recibirán.   Esta conexión de bondad, perdón, y amor también se ve en Salmo 86:5.   Entonces, hay una conexión entre la bondad y otros frutos del Espíritu como benignidad, mansedumbre, fe, y por supuesto, amor.   La bondad es una cualidad que se relaciona con Dios.  

Aparte de describir el carácter de Dios, la bondad describe sus actos en beneficio de su pueblo, los beneficios de la salvación.   Al final del Salmo 23 David proclamó con seguridad: "Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida."   Uno de los lugares en el Septuaginta donde agathosune está usado es Nehemías 9:25 (y 35).   Dice, al resumir la historia de Israel, que disfrutaban de la gran bondad de Dios, que refiere a los beneficios de su salvación.

Finalmente, Amos 5:4-15 es un pasaje poderoso que equivale el buscar al Señor con el buscar el bien y hacer el bien con otros.   Versículo 6 dice, "Buscad a Jehová, y vivid," y versículo 14, "Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis."   El bueno en este contexto es el opuesto de oprimir a los pobres y necesitados.   Versículo 15 indica que es aborrecer el malo y amar el bueno al mantener la justicia en los juicios.   Buscando lo bueno significaba buscando beneficiar en lugar de lastimar a los necesitados, entonces demostrando el tipo de propósito salvador y redentor que Dios tiene.  

Referencias importantes del Nuevo Testamento tienen que incluir el encomio de los siervos en la parábola de los talentos en Mateo 25:21, "Bien, buen siervo y fiel."   El bien está relacionado con la fidelidad, y se refiere a la conducta que va aun más allá que las expectaciones al cuidar los recursos de su señor.   Estos siervos se esforzaron mucho y aun tomaron un riesgo para traer ganancias y beneficio a su señor, por su compromiso a él.   La bondad involucra el ir más allá de los requisitos básicos.  

Lucas 8:15 habla de la buena tierra y luego habla de una persona con un corazón honesto y bueno que oye la Palabra y responde a ella.   Entonces aquí la bondad involucra la honestidad de recibir la Palabra de Dios en arrepentimiento, y después respondiendo en fe y obediencia, y cumpliendo los propósitos de Él en nuestras vidas.

Uno de los pasajes más famosos e interesantes es Lucas 18:18,19.   El joven rico llamó a Jesús Maestro Bueno.   "¿Por qué me llamas bueno?   Ninguno hay bueno, sino sólo Dios."   Podemos hablar de buenas personas o buenas cosas en términos humanos y nuestras expectaciones de ellos, pero cuando realmente lo examinamos, ¿finalmente quién mide los estándares y expectaciones de la bondad salvo Dios?   Jesús estaba desafiando al joven rico que considerara la verdad que Él era Dios encarnado, y que el valorara la santidad de Dios para que el regalo de su hijo le ayudaría a dejar de pensar que hay algo que pudiera hacer para ganar la salvación.   Tercero de Juan 11 dice que el que hace lo bueno es de Dios.   La verdadera bondad solamente fluye de una vida en buena relación con Dios y sometida a Él.  

Un ejemplo importante de Hechos es Bernabé en 11:24.   "Era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe."   Animaba a otros, según el capítulo 4, y era generoso y honesto.   Luego, al dar Pablo una oportunidad, y después a Marcos una segunda oportunidad, él mostraba gran paciencia y desinterés propio que alcanzaba a beneficiar a otro.   Él demostraba la conexión entre ser lleno del Espíritu y aplicar estas cualidades a su vida.  

El uso de Pablo de bondad fuera de Gálatas incluye un pasaje interesante en Romanos 5:7: "Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno."   Se puede nombrar personas justas que hacen las cosas bien y nunca desobedecen las reglas, pero no quieres morir por ellos.   Sin embargo, la persona que le beneficia de alguna manera, con su generosidad o bondad, yendo más allá de lo que es correcto, es alguien por el cual quizás moriría.   La bondad va más allá de la justicia.  

Otro pasaje famoso es Romanos 7:18-21: "Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo.   Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.   Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí.   Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí."   En nuestra naturaleza pecaminosa y egoísta no hay motivación de vivir en los caminos de Dios y cumplir sus propósitos.  

Romanos 15:14 dice que los cristianos en Roma eran "llenos de bondad [agathosunes], llenos de todo conocimiento, de tal manera que podéis amonestaros los unos a los otros."   Eran capaces de beneficiar y ayudar el uno al otro a cumplir los propósitos de Dios en sus vidas.   Eran caracterizados por las cualidades morales de Dios.

Capítulos 4 y 5 de Efesios presentan maneras específicas que la bondad debe ser expresada en nuestras vidas.   Algunas de estas son, empezando con 4:25, hablando la verdad, no pecando en nuestro enojo, no robando sino haciendo algo "bueno".   La palabra usada aquí para bueno es la palabra griega agathos.   No debemos hacer cosas ofensivas o dañinas, sino cosas de ayuda, beneficiosas, y útiles.   Siguiendo con el versículo 29, debemos edificar el uno al otro con nuestras conversaciones.   Debemos dejar toda malicia y ser benignos, misericordiosos, perdonándonos, imitadores de Dios y Cristo, andando en amor.   De esta manera vivimos según el Espíritu Santo y evitamos causarle tristeza.  

Además, versículos 5-12 de capítulo 5 nos recuerdan que la bondad de Dios en su pueblo evita la inmoralidad sexual, impureza, avaricia, toda desobediencia, y obras infructuosas de las tinieblas.   Por el contrario, los hijos de Dios viven como hijos de la luz y buscan agradecer al Señor, "porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad" (versículo 9).   Aquí Pablo claramente equivale la justicia y verdad con bondad.   Finalmente nos llama a ser llenados del Espíritu, bendiciendo a Dios, bendiciendo a otros, y sometiéndonos unos a otros en el temor de Cristo.

Esto nos lleva al contexto de Pablo en Gálatas.   Él está clarificando el mensaje del evangelio de nuestra salvación por gracia por medio de la fe, y no por la obediencia a la ley.   Él muestra qué significa libertad de la ley, libertad de condenación, y libertad de una vieja naturaleza pecaminosa.   En 5:6 Pablo dice que lo que es importante es la fe obrando por el amor.   Él dice que esta libertad no significa que podemos dar ocasión a la carne, sino servir el uno al otro en amor.   Estamos animados en 5:16-25 a caminar en el Espíritu, o vivir según el Espíritu y dar buenos frutos.   Esto es el opuesto de satisfacer los deseos de la vieja naturaleza pecaminosa que son inmoralidad sexual, lastimando a otros con pleitos, comportamientos desenfrenados, y borracheras.

La lista de Pablo de los frutos del Espíritu, como su lista de los deseos de la carne, parecen tener muchas conexiones.   La bondad sigue después de la benignidad que parecen ser muy parecidas.   De hecho, la misma palabra griega para la benignidad (chrestotes) usada en Gálatas 5:22 aparece en Romanos 11:22 traducida como bondad cuando se refiere a la bondad y la severidad de Dios.   Yo creo que hay muchas maneras en que los frutos están relacionados.   Para entender la bondad, uno tiene que entender todos los frutos.

Una demostración del tipo de bondad de Dios es la petición de Gálatas 6 cuando Pablo solicita que ministren con cuidado y humildad a los que están tropezando.   Debemos llevar las cargas de otros y preocuparnos lo suficiente de involucrarnos con ellos para prevenir la ruina moral y espiritual.  

Finalmente, versículos 7-10 dice, "No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.   Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.   No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.   Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe."   Tenemos que seguir sembrando para el Espíritu, que significa que tenemos que seguir buscando a Dios y permitiendo que sus cualidades sean desarrolladas en nosotros y fluyendo en nosotros por el Espíritu.   Cuando sea así, vamos a beneficiar a otros; ir más allá de nuestras propias necesidades egoístas y dar de nosotros mismos, o ser generosos como algunos traducen este fruto.   La bondad de Dios va más allá de lo que es correcto legalmente, va la milla extra, y da lo que se necesita y lo que beneficiará, edificará, y bendecirá a otros.  

El fruto del Espíritu tiene que ser cultivado continuamente.   No los producimos una vez para siempre.   Necesitamos sembrar para el Espíritu continuamente para que la bondad sea expresada en nuestras vidas en lugar de las cualidades del egoísmo viejo.   Si yo medito en la envidia, celos, lujuria, preocupaciones, o temores voy a segar de estos pensamientos muchos malos frutos egoístas que aparecerán en mi conducta y relaciones.   Puede ser que me enoje mucho con alguien y así cuasar gran daño en lugar de algo bueno.   Pero cuando siembro para el Espíritu al meditar en las cualidades de Dios por medio de la Palabra, segará buenos frutos de actos benignos, generosos, y beneficiosos hacia otros.   Ayudaré a otros a experimentar el perdón de Dios, restaurando el amor en Cristo por medio de la fe.   También viviré una vida moralmente pura según la santidad de Dios.   Tener bondad significa que Dios puede depender de mí de ser honesto, arrepentirme de los pecados, y dejar atrás lo malo.   Necesitamos buscar continuamente expresar esa bondad en nuestras respuestas y acciones hacia los demás.  

En conclusión, piense en su manzana favorita.   ¿Qué es lo que espera cuando toma una mordida?   ¿Cuáles son las cualidades de una buena manzana?   Ahora, piensa en cómo es usted cuando alguien le toma una mordida.   ¿Va a recibir esta persona la bondad de usted?   Recuerde, solamente Dios en usted es bueno.