Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias RSS Feed

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















Nota del editor: Este artículo, así como los cuatro artículos adicionales cuyos enlaces aparecen al final de esta página, han sido escritos para los líderes de los ministerios con niños. No obstante, creemos que no hay líder de niños más influyente que el que ven ellos como modelo en su propio hogar. ¡Que Dios enriquezca hoy su ministerio con sus hijos!


Me he pasado los últimos cuarenta años enseñando a los niños y orientándolos para que reciban el bautismo en el Espíritu Santo. Si hay algo que he aprendido, es esto: "¡Los niños necesitan ahora mismo, más que nunca antes, el poder de Dios!" En ese caso, ¿por qué esperar hasta el campamento de niños de este año para que sea entonces cuando sus niños entren en la plenitud del Espíritu de Dios? Usted los puede guiar hoy mismo hacia esa experiencia.

Los niños y el bautismo en el Espíritu Santo

En Marcos 1:8, Juan el Bautista declara: "Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo". Jesús dice en Hechos 1:5: "Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo". ¿Qué es el bautismo en el Espíritu Santo? Para ayudar a los niños a comprenderlo y recibirlo, yo les hablo primero de lo que no es esta experiencia. Hace ya años, uno de mis profesores del colegio universitario habló de cinco cosas que no es el Espíritu Santo. Yo lo he ampliado para presentar la siguiente enseñanza.

El bautismo en el Espíritu Santo no es:

  • Lo mismo que la salvación. Es un don separado y único que sigue a la conversión. (Hechos 19:1-6)
  • Solo para los adultos. Esta plenitud de poder es para todos los creyentes. (Hechos 2:39)
  • Algo antinatural. Es una experiencia sobrenatural. A un niño no se le puede enseñar a hablar en lenguas. El bautizador es Jesús. (Lucas 3:16; Hechos 1:4-8)
  • Solo para los tiempos bíblicos. Esta experiencia es también para el día de hoy. (Hechos 2:39)
  • Una experiencia en la cual las lenguas son algo optativo. Los que son bautizados en el Espíritu reciben poder y una lengua de oración. Los niños siguen el ejemplo de los adultos que los rodean, y es frecuente que oren para recibir las lenguas. Anímelos a orar para recibir más del Espíritu de Dios y de su poder. Las lenguas vendrán también. (Hechos 1:8, Hechos 10:44-47)
  • Una señal de que ya hemos llegado a la meta. El bautismo en el Espíritu Santo solo es un principio. Lo que contiene el libro de los Hechos sucedió después de Pentecostés. Los discípulos oraron numerosas veces para pedir más del Espíritu de Dios. (Hechos 2:4; Hechos 4:31)
  • Aterrador. Dios no le hace nada aterrador a un niño. Yo he hallado que una vez que los niños vencen el temor a lo desconocido, les es fácil ser llenos del Espíritu hasta desbordar. (1 Juan 4:16-18, 2 Timoteo 1:7)

Cuando ore con niños para que reciban el bautismo en el Espíritu Santo:

  • Déjelos que ellos mismos se acerquen a Jesús. La oración para pedir esto, nunca deberá ser algo forzado, apresurado o confuso. Cuando los niños expresen el deseo de recibir el bautismo en el Espíritu Santo, ore con ellos.
  • Escúchelos. Con frecuencia, el niño puede tener unas peticiones urgentes de oraciones que son más importantes para él, que ser lleno del Espíritu. Escuche esas necesidades que sienten, y ore acerca de ellas primero. Después ore acerca de este don.
  • Deje que Jesús sea su bautizador. Ni usted ni yo podemos bautizar en el Espíritu Santo de Dios a nadie, cualquiera que sea su edad. Por mucho que grite, por mucho que los sacuda, por mucho que se emocione, no hará que Dios se mueva con mayor rapidez en la vida de un niño. Así que tómelo con calma. Confíe en que Dios sabe con exactitud cuándo ese niño está listo para recibir el bautismo en el Espíritu Santo. Usted deberá estar presente para darle ánimo y bendecirlo.
  • Ámelos. Dedique tiempo a animar a los niños y las niñas que aún no hayan recibido al Espíritu, y para manifestarles amor. Es crítico que los niños que dejen el altar después de haber orado largo tiempo sin resultados aparentes, se sientan animados a dejar el altar creyendo siempre que deben seguir buscando esta experiencia hasta que se produzca. (Lucas 11:13)

Confío en que usted apartará momentos en la iglesia de los niños para enseñarles a ellos acerca del bautismo en el Espíritu Santo, y orar para que lo reciban. El hecho de proporcionar a los niños continuamente oportunidades para entrar en la presencia de Dios y buscar más de su Espíritu forma parte de lo que es un programa de niños sano.

Para leer más sobre la manera de enseñarles a sus niños acerca de Pentecostés, vea (sólo en inglés):

Three Things To Teach Kids About Pentecost [Tres cosas que enseñarles a los niños acerca de Pentecostés]

Pentecost [Pentecostés]

Follow The Leader [Sigue al líder]

Experiencing Pentecost as the Feast of Weeks [Experimentemos Pentecostés como la Fiesta de las Semanas]



Lea este artículo en inglés


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Misiones Mundiales — Descargas

Para recursos haga clic aquí

 

Tema 2015

Vea

Descargue

Tema 2014

Vea

Descargue

Tema 2013-2014

Vea

Descargue

Tema 2012-2013

Vea

Descargue

Tema 2011-2012

Vea

Descargue

Tema 2010-2011

Vea

Descargue

Tema 2009-2010

Vea

Descargue

Tema 2008-2009

Vea

Descargue

Tema 2007-2008

Vea

Descargue

Para visitar el sitio web de Misiones Mundiales haga clic aquí