Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

La Palabra De Dios Para Hoy

Devocional diario

Transformado día a día

Lee Éxodo 33:1 a 35:35

Cuando Sara pasó por la puerta de la habitación de su hijo adolescente una noche, lo vio sentado en la cama con la Biblia en la mano. «Juan, me alegra verte leyendo la Biblia», dijo ella.
Él frunció el ceño. «Pero no entiendo lo que leo».
«Es posible que ahora no veas los efectos», le aseguró, «pero, ya verás los cambios que producirá en ti».
Moisés pasó cuarenta días en el Monte Sinaí, donde Dios le dio los Diez Mandamientos por segunda vez. Cuando regresó al campamento israelita, no era el mismo.

«Cuando Moisés descendió del monte Sinaí con las dos tablas de piedra grabadas con las condiciones del pacto, no se daba cuenta de que su rostro resplandecía porque había hablado con el Señor» (Éxodo 34:29).

El tiempo que dediques a Dios, a orar, meditar, leer la Biblia y escuchar la Palabra de Dios cuando es predicada tiene un efecto profundo en tu vida. Aunque tu rostro no se ilumine, el tiempo en su presencia te cambia, y la gente notará que has estado con el Señor.

Sugerencia de oración: Espíritu Santo, transfórmame de gloria en gloria para ser más como mi Salvador. Amén.
Resumen: Éxodo 34:29–33
Énfasis en la oración diaria: Los pueblos de religiones orientales