Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

Nuestra posición en la comunidad cristiana

Nuestra posición en la comunidad cristiana

Actualmente, las Asambleas de Dios de los Estados Unidos y las organizaciones hermanas de las Asambleas de Dios Internacional conforman la fraternidad pentecostal más grande del mundo con 68.5 millones de miembros y adherentes. Pero los números no reflejan la verdadera historia, y las estadísticas nunca satisfarán las necesidades humanas. Las personas que necesitan conocer a Dios, tienen problemas en su hogar o están preocupadas por una infinidad de otras cosas que les impiden ser feliz y gozar de satisfacción en la vida, necesitan a alguien que se interese en ellas. Y ese es el mensaje de nuestra Fraternidad. Debido a que Jesús se interesa en cada persona, las Asambleas de Dios son personas que se interesan en los demás.

Protestante

Las Asambleas de Dios es una fraternidad protestante. Como resultado de la muerte y resurrección de Cristo, creemos que cada persona puede tener comunión directa con Dios a través de su Hijo Jesús sin ningún intermediario humano. Esto nos provee una relación personal y significativa con Él. Si bien somos menos formales en nuestra adoración a Dios que muchas denominaciones protestantes, las Asambleas de Dios somos muy similares en la fe, con la excepción de su doctrina pentecostal (Hebreos 4: 14-16, 6:20; Efesios 2:18).

Trinitaria

Como la mayoría de los grupos cristianos, las Asambleas de Dios cree que Dios existe en tres personas: Padre, Hijo (Jesús) y Espíritu Santo. Creemos que los tres están vivos y obrando hoy. También creemos que este Dios en tres personas es el único y verdadero Dios (Mateo 28: 9; Lucas 3:22; 2 Corintios 13:14).

Evangélica

Las Asambleas de Dios está notablemente clasificada como evangélica. La iglesia se distingue como tal porque le da alta prioridad a la inspiración de las Escrituras y su misión de ganar a otros y guiar a las personas a un conocimiento salvador y a una relación con Jesucristo.

Pentecostal

La identificación más definitiva de las Asambleas de Dios es pentecostal: la plenitud del Espíritu Santo es bienvenida, nutrida y enseñada. Esto incluye hablar en lenguas como la evidencia física inicial del bautismo en el Espíritu Santo. Otras manifestaciones del Espíritu Santo que abraza la iglesia incluyen: mensajes en lenguas con interpretación, profecías, palabra de conocimiento y la ofrenda completa de los dones y frutos del Espíritu Santo, como se indica en la Biblia. Entre las iglesias pentecostales, las Asambleas de Dios es la más grande del mundo con 68.5 millones de constituyentes.