La Palabra De Dios Para Hoy

Devocional diario

Amigos con la Palabra

Leer Salmos 119:65-104; Romanos 10:1-21

El Salmo 119 es una increíble poesía. En su idioma original, el hebreo, cada versículo comienza con una letra sucesiva del alfabeto. El tema es aún más importante. Es apropiado que el capítulo más largo de las Escrituras se centre por completo en la Palabra de Dios.

“Antes de sufrir anduve descarriado, pero ahora obedezco tu palabra. Tu eres bueno, y haces el bien; enséname tus decretos” (Salmos 119:67-68).

Cada uno de los 176 versículos se refiere a la Palabra de Dios de una manera u otra. David entendió que la Escritura guiaría sus pasos (v. 105) y lo mantendría alejado de la tentación (versículo 11).
Se supone que los creyentes aman tanto la Palabra de Dios que la leen, meditan en ella, la memorizan y la interiorizan. Cuando los cristianos están inmersos en las Escrituras, recordarán que Él es bueno y que lo que hace es bueno.
Desafío del día: Memorice un versículo de la lectura de hoy.

Vistazo rápido: Salmos 119:65-72