La Palabra De Dios Para Hoy

Devocional diario

Liberado por el Espíritu

Leer Jueces 3:7-11

En este pasaje, el pecado trajo severas consecuencias para el pueblo de Dios. Dejaron de adorar a Dios y comenzaron a adorar a los ídolos de la tierra. Como resultado, el rey de Aram derrotó a la nación y los sometió a su gobierno. En esta esclavitud buscaron la ayuda de Dios.

Entonces clamaron los hijos de Israel a Jehová; y Jehová levantó un libertador a los hijos de Israel y los libró; esto es, a Otoniel hijo de Cenaz, hermano menor de Caleb. Y el Espíritu de Jehová vino sobre él, y juzgó a Israel, y salió a batalla, y Jehová entregó en su mano a Cusan-risataim rey de Siria, y prevaleció su mano contra Cusan-risataim” (Jueces 3:9-10).

El Espíritu Santo vino sobre Otoniel y le dio poder para liberar a su nación de Aram. Israel entonces experimentó cuarenta años de paz después de esta liberación.
La gente de hoy todavía puede encontrar la liberación de la esclavitud a través del poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo atrae a las personas a Jesús para que puedan ser liberados de sus pecados y experimentar la nueva vida que se encuentra en Cristo. El mismo poder que liberó a Israel de su enemigo está disponible para liberar a las personas del pecado hoy.

Desafío para hoy: Confíe en el poder del Espíritu Santo para librarse del pecado.


Vistazo rápido: Jueces 3:7–11