La Palabra De Dios Para Hoy

Devocional diario

Palabras de aliento

Leer Romanos 1:8-17

Angela era una ocupada esposa de pastor que atendía a las mujeres en su iglesia. A menudo habló de la obra de Dios en su vida, con la esperanza de dar valor a otros para su viaje de fe. Descubrió que las respuestas positivas de sus hermanas en Cristo enriquecieron enormemente su vida.

“Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados; esto es, para ser mutuamente confortados por la fe que nos es común a vosotros y a mi” (Romanos 1:11-12).

Pablo escribió estas palabras a la iglesia en Roma. Su deseo era darles una bendición espiritual para ayudar a fortalecerlos. Pablo reconoció que los creyentes romanos podían ofrecer palabras que también lo edificarían. Los creyentes dependen de los líderes espirituales para compartir las verdades de la Palabra de Dios que fortalecen a su congregación, pero los líderes también necesitan escuchar palabras de aliento.

Como cristiano, tienes el privilegio de compartir lo que has aprendido con otros creyentes, incluido el liderazgo de tu iglesia. Como te enseñan e inspiran regularmente, tómate el tiempo de bendecirlos con tus palabras de aliento.


Desafío para hoy: Piense en maneras de alentar a su pastor.


Vistazo rápido: Romanos 1:11–13